Septiembre 2016,  Ciclo C


Domingo XXVI del T.O. (C), 25-9-2016

                                               Bienvenidos hermanos a la fiesta del compartir.
Jesús nos llama a examinar nuestra actitud sobre los bienes materiales y espirituales. Si nosotros no practicamos la caridad con los necesitados, no somos verdaderos cristianos.
Dios habla del sufrimiento de los pobres y quiere que evitemos el mal y el hambre en el mundo; que colaboremos para eliminar los abusos, la indiferencia, la falta de la solidaridad…
Aprovechemos este momento para cambiar de vida; pues después de la muerte ya no hay vuelta atrás.    ¡Seamos solidarios ya!

"Practica bien tu fe" 

(Lucas, 16, 19-31)



Domingo XXV del T.O. (C), 18-9-2016

Bienvenidos hermanos.

 En las lecturas de hoy veremos cómo mucha gente en la antigüedad abusaba de las personas pobres dándoles un salario muy bajo y además haciendo trampas en sus negocios.  Esto ahora también existe en nuestras vidas donde los sentimientos y la dignidad de las personas no tienen valor.  Jesús nos enseña que el dinero no es el centro de nuestra vida,  es un recurso para nuestro día a día, pero lo primero es Dios.

Hoy se ha celebrado la reunión de responsables de la Pastoral del Sordo, agradecemos mucho su dedicación y tiempo dedicado para la evangelización de los sordos, por ello dedicamos esta Eucaristía por la conversión de los sordos de toda España.

"No podéis servir al Dios y al dinero", (Lucas, 16, 1-13.)



Domingo XXIV del T.O. (C), 11-9-2016

Hoy en las lecturas vemos situaciones que pasaron hace mucho tiempo, pero que siguen pasando ahora: Nosotros, igual que el pueblo judío, cuando todo va bien nos olvidamos de Dios y seguimos nuestro propio camino sin Él… Y también criticamos a los demás, como los fariseos; pero Jesús ha venido para salvar a los pecadores, no a los que ya se han convertido. Por eso no debemos criticar a las personas que están perdidas o sin fe; debemos orar por ellas e intentar ayudarlas, haciendo la paz con todos. Pedimos al Señor perdón por nuestras faltas de amor, y le pedimos nos dé un corazón humilde y amoroso con todos.

"Habrá alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta."(Lucas, 15, 1-32)



Domingo XXIII del T.O. (C), 4-9-2016

             En esta Eucaristía damos gracias a Dios por estos días de descanso de vacaciones y le pedimos por el buen comienzo del curso. 

             Las lecturas de hoy, especialmente el Evangelio, pueden ser duras para nosotros, porque somos débiles y siempre queremos más y más cosas y personas al lado que nos den seguridad. Pero nuestra seguridad es Dios por encima de todo. Muchas veces no comprendemos qué es lo que Dios quiere de nosotros. Pero en el Evangelio de hoy Jesús nos lo dice: Seguirle a Él cargando con nuestra cruz de cada día, renunciando a las cosas que nos atan.

             Así seguiremos el buen camino de Jesús dando testimonio de amor y servicio. Que esta Eucaristía nos ayude a hacer más fuerte nuestro compromiso.

"Si no dejáis todas vuestras cosas y vuestras riquezas no podéis ser discípulos míos" (Lucas , 14, 25-33)

Homilia: 4-9-2016



Inicio                       Liturgia y oración