Octubre 2016 Ciclo C:


Domingo XXXI del T.O. (C), 30-10-2016

"El Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido." (Lucas 19, 1-10)

Liturgia LSE:

Homilia:



Domingo XXX del T.O. (C), 23-10-2016

Este domingo celebramos el Domund, la Jornada Mundial de las Misiones con el lema: SAL DE TU TIERRA.

Este lema nos propone el ejemplo de los misioneros que lo han dejado todo al salir de su tierra para trabajar y anunciar a los que no conocen a Cristo.

        Todos estamos llamados a ser lo que el Papa Francisco llama “una Iglesia en salida” saliendo de nosotros mismos poniéndonos al servicio de nuestros hermanos y a disposición de lo que El Señor quiera que hagamos.

Homilía LSE: Domingo XXX Ciclo C


Liturgia LSE:

¡Ten compasión de mí, que soy pecador!

(Lucas 18, 9-14)



Domingo XXIX del T.O. (C), 16-10-2016

¡Bienvenidos!  .¡Feliz Día del Señor!

 Las lecturas de hoy nos cuentan cómo Dios cuida de nosotros siempre. Nosotros, sólo tenemos que vivir con fe siguiendo el Evangelio, y predicarlo con palabras y obras. Así Él nos guiará y nos salvará.

"Yo os digo que les hará justicia prontamente." (Lucas 18, 1-8)

Homilía LSE: Domingo XXIX Ciclo C


Liturgia LSE:



Domingo XXVIII del T.O. (C), 9-10-2016

        Bienvenido hermanos ¡hoy es el día del Señor! 

Una vez más nos reunimos para escuchar la palabra de Dios y las enseñanzas de Jesús. Y para poder escucharlo mejor, os invitamos a dejar las prisas, dudas y problemas del día a día a un lado y centrar todo nuestro ser y corazón en la Eucaristía. De esta forma, a través de las lecturas, vamos a ver que Dios siempre es fiel y generoso con nosotros, SIEMPRE, y nos da a Jesús como ejemplo.

Y eso es lo que nos pide hoy, que perseveremos, que siempre seamos fieles, y agradecidos por su amor.

"Tomó la palabra Jesús y dijo: ¿No quedaron limpios los diez? Los otros nueve, ¿dónde están? " (Lucas, 17, 11-19)

Homilia LSE:

Liturgia LSE:



Domingo XXVII del T.O. (C), 2-10-2016

Hermanos: como cada domingo, nos reunimos para celebrar la Eucaristía y compartir nuestra fe en familia. Muchas veces hablamos de la fe y pensamos que es como esa ropa más limpia que nos ponemos los domingos para ir a misa y que luego volvemos a guardar hasta el domingo siguiente. Pero no.
Como veremos en el Evangelio, los primeros discípulos de Jesús, sabían que la fe es un regalo que Él había puesto en sus corazones y que ellos tenían que cuidar y hacerla crecer, hacerla más fuerte en cada momento de la vida. Y esto lo sabemos también nosotros y por eso, igual que hicieron aquellos discípulos, vamos a pedir en esta Eucaristía: “Señor, ¡aumenta nuestra fe!”

"No te avergüences de vivir como testigo de vuestro Señor"

(Lucas, 17, 5-10)

 

Homilía LSE:

Liturgia LSE: