Enero 2016 - Ciclo (C)


          Domingo IV del T.O. (C), 31-1-2016

¡Bienvenidos!
Hoy el Señor nos recuerda que Él nos ha dado la vida y nos ha escogido a cada uno para anunciar su Amor y salvación para todos los hombres. 
Hablar de Dios ahora no es fácil, todos lo sabemos; encontraremos oposición y burla en la sociedad y entre nuestros amigos incluso (como le pasó a Jesús)... pero no podemos callar la Verdad; no podemos avergonzarnos de Él, que nos lo da todo. 
Él estará con nosotros en las dificultades. Sólo tenemos que confiar en Él y mostrar a los demás Su Amor; sabiendo que todo lo demás (el dinero, la fama, la moda..) pasará... pero el amor no desaparecerá nunca.

"Todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intención de tirarlo abajo. Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba" (Lucas 4, 21-30)

 



                 Domingo III del T.O. (C), 24-1-2016

"El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista. Para dar libertad a los oprimidos" (Lucas 4, 14-21)



                      Domingo II de T.O. (C), 17-1-2016

Bienvenidos hermanos a este II domingo del Tiempo Ordinario. 

Nos unimos a las lecturas de hoy alabando al Señor y anunciando sus maravillas a todo el mundo, pues ciertamente, Dios nos ha dado dones distintos a cada uno de nosotros ‎para ponerlos al servicio de los demás y por tanto de Él mismo. 

Confiemos en Jesús, pidiendo a María que interceda por nosotros, para que Él escuche nuestras súplicas, igual que en las bodas de Caná, y hagamos lo que Él nos dice, sabiendo que siempre será lo mejor para nosotros.

"En Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en él" (Juan 2, 1-11)

 

 



              Fiesta de Bautismo del Señor (C), 10-1-2016

Queridos hermanos: Hoy celebramos la Fiesta del Bautismo del Señor y terminamos el tiempo

de Navidad en el que hemos celebrado el gran misterio de un Dios que se quiso hacer como

nosotros y vivir junto a nosotros solo por un motivo: porque nos amaba mucho y…, con su gran

misericordia, nos sigue amando.

Y hoy, en la celebración de esta Eucaristía, al final del Evangelio, nos encontramos con unas

palabras que el Padre Dios nos dice a cada uno de nosotros, aquí y ahora: “Tu eres mi hijo, yo

te amo, yo te he elegido”.

Por eso, esta Eucaristía debe ser como una acción de gracias al Padre pidiéndole nos ayude a

saber vivir con responsabilidad nuestro compromiso como personas bautizadas.

"Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto" (Lucas 3, 15-22)



             Fiesta de la Epifanía del Señor, (C) 6-1-2016

Bienvenidos hermanos a la celebración de la Epifanía de Señor.

Hoy Cristo se manifiesta como Luz y Salvador de todos los pueblos.

Igual que los Reyes Magos, nosotros también venimos a adorar al Niño y a ofrecerle nuestra vida como ofrenda de amor.

La luz de la estrella que guió a los Magos, la fe, puede guiar nuestra vida también, y ser testimonio de amor y servicio para los demás.

Desde Cáritas, queremos daros las gracias por vuestra colaboración con la recogida de alimentos y juguetes para los niños sordos necesitados; entre todos, podemos darles ilusión y esperanza en este tiempo de Navidad.



               Domingo II de Navidad, (C) 3-1-2016

¡Feliz año nuevo a todos!

Siempre empezamos un año nuevo pensado nuevos planes y objetivos; pero primero vamos a pensar en este pasado 2015, demos gracias por todo y preguntémonos cada uno: ¿He hecho todas las cosas pensando en vivir igual que Jesús? 

Pues ahora tenemos la oportunidad de hacerlo en este comienzo de 2016; intentemos imitar a Jesús cada día más. ¡Así seguro que será un año muy bueno!

"Dios se hizo hombre y vivió entre nosotros" (Juan, 1, 1-18)



       Fiesta de Santa María, Madre de Dios, 1 enero 2016

¡Bienvenidos hermanos a esta celebración! Hoy es un día especial: celebramos la Solemnidad de Santa María Madre de Dios, Reina de la paz. Y hoy también es la jornada mundial por la paz. 
La paz que necesitan tantos corazones, es la paz que quiere darnos Jesús, porque él es el Rey de la paz. Por todo ello, le damos gracias al Señor, y Le p‎edimos en esta Eucaristía por la paz del mundo.


Inicio                 Liturgia