Septiembre 2015 - Ciclo (B)


Domingo XXVI del T.O. (B) 27-9-2015

​Bienvenidos todos a la fiesta cristina del día del Señor. 

Nosotros como hijos muy amados del Señor venimos con nuestras alegrías y tristezas, pero su amor nos salva. 

El amor de Dios es grande así como este sacramento de la Eucaristía que vamos celebrar.

​El Espíritu nos ha traído aquí; estemos atentos a su Palabra y dejemos que el amor de Jesús sea más fuerte en nuestros corazones, aunque sintamos que Sus Palabras a veces sean duras. Él corrige al que ama. 

"El Señor tu palabra es la verdad haznos santos en la verdad" (Marcos, 9, 38-43.45.47-48)



Domingo XXV del T.O. (B) 20-9-2015

Bienvenidos, hermanos, a la casa de Dios.
La sabiduría viene de Dios. La sabiduría nos invita a dejar nuestro egoísmo, tener un corazón sencillo, y dar buenos frutos.
Santiago nos lo dice claro: las envidias, peleas, discusiones, ambición, deseo de tener y de ser más que los demás, placer… son frutos de la falsa sabiduría.
Jesús nos habla de su muerte, de su humildad y su servicio. Imitémosle ‎como buenos discípulos.

“La persona que quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos”.  (Marcos 9, 30-37)

 



Domingo XXIV del T.O. (B) 13-9-2015

Bienvenidos todos a esta Eucaristía. 
Hoy, en la segunda lectura, Dios nos llama a la acción del amor. Nuestra fe en Jesús nos empuja a vivir con amor; porque nuestra fe, sin obras de amor, no vale nada. 
‎No busquemos la fama y ser importantes, busquemos servir a los demás, como Jesús, con humildad, y así tendremos nuestro premio en el Cielo.

“La persona que quiera venir conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. La persona que quiera salvar su vida, la perderá; pero la persona que pierda su vida por  el Evangelio, la salvará”.  (Marcos  8,  27-35)



Domingo XXIII del T.O. (B) 6-9-2015

Acércate a Jesús, te ayudará a saber escuchar y a hablar bien de Él y de los demás. Marcos 7, 31-37. 



INICIO           LITURGIA