Mayo 2015 (Ciclo B)


Liturgia: Tiempo Ordinario II

Fiesta de Santísima Trinidad, 31-5-2015

Bienvenidos, hermanos:

    Hoy empezamos el Tiempo Ordinario, que durará hasta el día 28 noviembre.

    Y hoy celebramos también la fiesta de la Santísima Trinidad; que es gran misterio de nuestra fe, que no podemos entender con nuestras mentes, pero sí creer con nuestro corazón.

    La Trinidad es el Dios del Amor.

    Dios es Uno en tres Personas:

        - Dios Padre es amor y creador de la vida y del universo;

        - Dios Hijo es amor y se hizo hombre como nosotros hasta la muerte;

        - y Dios Espíritu es amor y habita en nuestras almas para santificarnos.

Este misterio nos recuerda que somos hijos de Dios, hermanos de Jesús y templos del Espíritu Santo.


"Id y haced discípulos  de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a cumplir todo lo que os he mandado. Sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo". (Mateo 28, 16-20)

 



Liturgia:

Fiesta de Pentecostés, (B) 24-5-2015

   Queridos hermanos, bienvenidos a la celebración de la fiesta de Pentecostés.

Esta fiesta es un gran regalo de Jesús para nuestras vidas. Nos promete el Espíritu Santo, y Jesús siempre cumple sus promesas, es fiel y no nos abandona nunca. Nos ha regalado su mismo Espíritu. Ya no estamos solos, estamos siempre acompañados, incluso en los momentos más difíciles, aunque no sintamos Le sintamos. Jesús está muy dentro de nosotros viviendo todo con nosotros. Que vivamos está celebración en acción de gracias, del gran regalo de Dios para con nosotros. ¡Gracias Jesús por querer darnos tu Espíritu! 


"El Espíritu de la verdad os guiará hasta la verdad plena". 

(Juan, 20 19-23)

 

 



Domingo de la Ascensión del Señor, (B)

Bienvenidos a todos:

Hoy celebramos la Ascensión de Jesús al Cielo. Jesús no nos abandona. Desde el Cielo puede estar con todos y cada uno de nosotros en todo tiempo. Él se ha quedado con nosotros especialmente en la Eucaristía, como la que ahora celebramos, y antes de subir al Cielo promete enviarnos el Espíritu Santo, que celebraremos el próximo domingo en Pentecostés.Agradezcamos a Dios el poder disfrutar esta nueva vida de Cristo resucitado con él siempre a nuestro lado. 

"Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a todas las personas".

(Marcos 16, 15-20)

 



Liturgia:

Fiesta de San Isidro (patrón de Madrid)

Celebramos hoy la fiesta de San Isidro, patrón de Madrid.

Hoy no se trabaja, y todos aprovechan para ir a la pradera o hacer alguna actividad.

Disfrutar, descansar de la semana es todo un regalo. Pero un regalo de Dios, no lo olvidemos. Aprovechemos también este día para dedicarle algo más de tiempo en la oración, en la lectura de Su Palabra…

Hoy las lecturas nos hablan de las primeras comunidades cristianas en las que todos vivían unidos y felices siguiendo al Señor. Todos compartían sus cosas y daban así testimonio de la fe en Jesús.

Vivamos nosotros también unidos por Jesús, esperando su venida, y celebrando que ya hoy está con nosotros.

 



Liturgia:

Domingo VI de Pascua (B), 10-5-2015 

 

Queridos hermanos. 

Hoy celebramos la Pascua del Enfermo. ‎Jesús ha venido para salvarnos, nos da su Espíritu, su alegría, su amor... y del mismo modo quiere que todos nos amemos unos a otros, especialmente a los más débiles y necesitados. Si nuestra vida es alegría y amor, Dios está con nosotros y Le podemos transmitir a los demás. ‎Él nos ha elegido a cada uno para ser sus amigos, sus testigos por todo el mundo. Testigos de la alegría de seguir a Cristo. Hoy daremos la unción a los enfermos y personas que lo necesiten, y nos uniremos todos en oración para pedir a Dios fuerza y alegría. ‎Las lecturas de hoy son preciosas, y nos dicen muchas cosas importantes para nuestra vida. Escuchemos con atención.  

 

"Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos". (Juan 15, 9-17)

 

 



Liturgia:

Domingo V de Pascua (B), 3-5-2015 

Bienvenidos, hermanos,  a esta celebración del Domingo V de Pascua, en la que celebramos la vida nueva de Jesús, que es también nuestra vida.

Vamos a celebrar  que el amor de Jesús es más fuerte que todo mal y que toda muerte; y que la fuerza del Espíritu está presente en su Iglesia y la conduce por el camino de la nueva humanidad.


“Sin mí no podéis hacer nada”. (Juan 15, 1-8)