Abril 2015 (Ciclo B)


Liturgia:

Domingo IV de Pascua (B), 26-4-2015 

Bienvenidos todos a esta Eucaristía del IV Domingo del Tiempo de Pascua.

En el Evangelio Jesús nos explica que él es el Buen Pastor, que da su vida por nosotros.

Él nos cuida y nos protege de todo mal, y es tan buen Pastor, que nos alimenta en cada Eucaristía con el Pan del Cielo, que es él mismo.

"Yo soy el buen pastor que da la vida por sus ovejas"



Liturgia:

Domingo III de Pascua (B), 19-4-2015

Bienvenidos a todos. 

Hoy celebramos el tercer domingo de Pascua, y con alegría, en este tiempo especial celebramos juntos que Jesús resucitó y sigue entre nosotros enseñándonos cómo ser buenos hijos de Dios.

Hoy podemos sentirnos especialmente agradecidos porque las lecturas nos lo repiten varias veces: aunque seamos pecadores, Dios nos ama y nos perdona. Dios viene siempre en nuestra ayuda y es la paz para nuestro corazón. Jesús resucitado nos invita a arrepentirnos y no seguir pecando.

“Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día, y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos. Vosotros sois testigos de esto” (Lucas 24, 25-48)



Liturgia:

Domingo II de Pascua (B), 12-4-2015

Queridos hermanos, bienvenidos a esta Eucaristía.

Hoy es el domingo de la Divina Misericordia: Igual que Dios es misericordioso con nosotros, también debemos serlo nosotros unos con otros.

La lectura de los Hechos de los Apóstoles nos muestra cómo los creyentes compartían tanto su fe como sus bienes materiales. Difundían con valor la Resurrección de Jesús, y compartían sus bienes según las necesidades de cada uno. Es un buen ejemplo de lo que hemos de hacer todos nosotros. 


“Dichosos los que crean sin haber visto” (Juan 20, 19-31)



Liturgia:

Domingo de Pascua de la Resurrección (B) 

Queridos hermanos: 

¡Hoy es el día que hizo el Señor!  Jesús, que había muerto, ¡ha resucitado!.   ¡¡Feliz Pascua!!.

Esta es la fiesta más importante para los cristianos y la que da sentido a nuestra fe y a nuestra vida, porque Jesús ha resucitado y nosotros, gracias al Bautismo, nos hemos unido a Él en su muerte y en su Resurrección. En el Evangelio veremos que Pedro y Juan, que  habían visto morir a Jesús en la cruz, fueron corriendo al sepulcro. Y al llegar, dice el Evangelio que "vieron y creyeron". Pero ¿qué vieron?. ¡Una tumba vacía!. La misma tumba donde habían enterrado a Jesús muerto, estaba vacía. Jesús no estaba allí porque había resucitado, como él mismo les había dicho. ¡Era verdad! Este es el gran misterio y la gran verdad de nuestra fe: que Jesús ha resucitado y con su resurrección ha transformado nuestras vidas y nos ha abierto un camino, el único camino de esperanza que nosotros debemos vivir como sus testigos.

“El  discípulo vio el sepulcro vacío y creyó” (Marcos 16, 1-7)



Liturgia:

Vigilia Pascual 2015

¡¡¡¡¡ HA RESUCITADO !!!!!



Liturgia:

Viernes Santo de la Pasión del Señor

“Jesús, a pesar de ser Hijo, aprendió, sufriendo, a obedecer” (Hebreos 5, 7-9) 



Liturgia:

Jueves Santo de la Cena del Señor

Bienvenidos, hermanos, a esta celebración en la que nos reunimos para celebrar el día del Amor Fraterno. 

Hoy es un día importante, pues celebramos que Jesús instituye la Eucaristía y el Sacerdocio, y nos da un mandamiento nuevo: el amor, y nos lo demuestra en el servicio, con el lavatorio de los pies. ¿Por qué hizo todo esto? 

Jesús no se olvida de nosotros, él no nos abandona, y por eso se ha quedado con nosotros para siempre en la Eucaristía, donde se nos presenta con su Cuerpo y Sangre para que comamos y bebamos el alimento de Vida Eterna.

Jesús quiere que sirvamos a los hermanos con humildad y amor sin límites, con nuestra entrega y respeto... Pues si lo hacemos con nuestro prójimo, estamos sirviendo también a Jesús. Hoy es un día de gozo y alegría. 

Si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros; os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis. (Juan 13, 1-15)