Liturgia LSE:

Domingo VI de PASCUA (A), 25-5-2014

 

 

Lectura del santo Evangelio según San Juan (14, 15-21)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

-Si me amáis, aceptaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro Defensor que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis porque vive con vosotros y está con vosotros.

 

No os dejaré solos, volveré. Dentro de poco el mundo no me verá, pero vosotros me veréis, y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy con mi Padre, vosotros conmigo y yo con vosotros. La persona que acepta mis mandamientos y los cumple, ése me ama; a la persona que me ama, lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y me daré a conocer a él.


Descarga
Liturgia 45 25.05.14 Domingo VI de Pascu
Documento Microsoft Word 32.5 KB

Domingo V de PASCUA (A), 18-5-2014

Bienvenidos, hermanos, a la Eucaristía que como cada domingo nos reúne alrededor de Jesús. Hoy escuchamos palabras de despedida. Jesús se separa de sus discípulos pero les dice que estén tranquilos, va a reunirse con el Padre y allí les espera, allí volverán a Mientras la Iglesia sigue su camino, sigue siendo peregrina, guiada por el 

Espíritu a la casa del Padre.

 

Lectura del santo Evangelio según San Juan (14, 1-12)

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: -Estad tranquilos, creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones, y me voy a prepararos sitio. Cuando vaya y os prepare sitio volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino. Tomás le dice: -Señor, no sabemos adónde vas y no podemos saber el camino. Jesús le responde: -Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino lo hace conmigo. Si me conocierais a mí, conoceríais también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto. Felipe le dice: -Señor, danos a conocer al Padre. Jesús le responde: - Felipe, llevamos mucho tiempo juntos y aún no me conoces. La persona que me ha visto a mí ha visto también al Padre. Porque yo estoy con el Padre y el Padre está conmigo mí. Las cosas que yo os digo que yo os digo no son mías. El Padre, que está en mí, es quien hace todas las cosas. Creedme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Si no me creéis a mí, creed a las cosas que yo hago. Os lo aseguro: la persona que cree en mí, también hará las cosas que yo hago, y todavía mayores. Porque yo me voy al Padre.

Descarga
Liturgia 44 18.05.14 Domingo V de Pascua
Documento Microsoft Word 33.5 KB

Domingo IV de PASCUA (A), 11-5-2014

Bienvenidos todos,

Hoy celebramos el 4º domingo de Pascua, y una vez más Jesús nos habla directamente al corazón, y de forma muy clara: solo tenemos que seguirle, porque él es la verdad, él es el camino a seguir, y otras cosas diferentes a Él, son falsas.

Si seguimos a nuestro Pastor, no hay que preocuparse de más, basta con escucharle de corazón y fiarnos de Dios.

Hermanos, escuchemos su palabra, sigámosle ciegamente.

 

Lectura del santo Evangelio según San Juan (10, 1-10)

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: -Os digo de verdad que la persona que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que salta por otra parte, es un ladrón y malhechor; pero la persona que entra por la puerta es el pastor de las ovejas. El guarda le abre la puerta y le deja y las ovejas le obedecen porque conocen su voz, y él las llama por su nombre y las saca fuera. Cuando las ha sacado, el pastor va delante de ellas por el camino, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz: a otra persona que no conocen no la seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen su voz. Jesús, les puso este ejemplo, pero ellos no lo entendieron. Por eso Jesús les dijo: -Yo soy la puerta del redil de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y malhechores; pero las ovejas no los escucharon. Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará alimento. El ladrón sólo entra para robar y matar; yo he venido para que tengan vida.

Descarga
Liturgia 43 11.05.14 Domingo IV de Pascu
Documento Microsoft Word 33.5 KB

Domingo III de PASCUA (A), 4-5-2014

Hermanos, bienvenidos a esta celebración de la Eucaristía.

Seguimos recordando que el plan de Dios se ha cumplido, nos envió a su Hijo para mostrarnos el camino de la salvación.

 

Si caminamos con ÉL, no tendremos miedo, como insistía el nuevo santo de la iglesia San Juan Pablo II, viviremos con alegría y esperanza. Con Él, con Jesús, resucitaremos y conseguiremos la vida eterna. 

 

Lectura del santo Evangelio según San Lucas (24,13-35)

El primer día de la semana, dos discípulos de Jesús iban andando a un pueblo pequeño llamado Emaús y hablaban de las cosas que habían visto en Jerusalén. Y el mismo Jesús se acercó a ellos y lea acompañó. Pero ellos no fueron capaces de conocerlo. Jesús les preguntó:¿De qué habláis? Ellos se pararon muy extrañados. Y uno de ellos, que se llamaba Cleofás, le dijo: Parece que eres la única persona que no sabe las cosas que ha habido en Jerusalén. ¿No te has enterado? Jesús les preguntó:  ¿Qué ha pasado? Ellos le contestaron:Lo de Jesús, que fue un profeta poderoso ante Dios y todo el pueblo; los sumos sacerdotes y nuestros jefes lo condenaron a muerte, y lo crucificaron. Nosotros pensábamos que Jesús era el futuro liberador de Israel. Pero ya han pasado dos días. Es verdad que algunas mujeres de nuestro grupo nos han asustado, pues fueron al sepulcro antes de amanecer, y no vieron su cuerpo; y también nos dijeron que habían visto una aparición de ángeles, que les habían dicho que Jesús estaba vivo. Algunos de nuestro grupo también fueron al sepulcro y lo vieron vacio: el cuerpo de Jesús  no estaba. Entonces Jesús les dijo: ¡Sois lentos y torpes para creer las cosas que anunciaron los profetas!. Los profetas ya dijeron que el Enviado de Dios  debería sufrir todas estas cosas para entrar en su gloria. Y Jesús, recordando todas las cosas que había sobre Él en las Escrituras, se las fue explicando. Ya cerca del pueblo, Jesús se quiso marchar, pero ellos le dijeron:Quédate con nosotros porque ya es tarde y pronto será de noche.  Y entró en el pueblo y se quedo con ellos. Estaban sentados para cenar y Jesús tomó el pan, lo bendijo, lo partió y se lo dio. Y entonces lo conocieron. Pero Jesús desapareció. Y ellos decían:Cuando Él nos explicaba las Escrituras nosotros estábamos emocionados. Y otra vez volvieron a Jerusalén, y encontraron a los discípulos reunidos. Y los discípulos les dijeron:¡Es verdad!, el Señor ha resucitado y se ha aparecido a Pedro. Y los dos discípulos que habían encontrado a Jesús andando les contaron como lo habían reconocido al verle partir el pan.  

Descarga
Liturgia 42 04.05.14 Domingo III de Pasc
Documento Microsoft Word 35.0 KB

 La Parroquia Santa María del Silencio tiene  número de teléfono para facilitar el contacto por whatsapp, sms o voz :  

689 34 93 80

Se atiende en el horario de la parroquia.

Email: stamsilencio@stamsilencio.com

Parroquia Santa  María del Silencio

C/. Raimundo Fernández Villaverde, 18 A,

28003  Madrid

(Metro Cuatro Caminos)