SEMANA SANTA 2014


Liturgia: LSE

Domingo de Ramos, (A) 13-4-2014

 

Hermanos:

Cristo, que era Dios, vivió como uno de nosotros y así, viviendo como nosotros, se hizo humilde hasta la muerte en la cruz. Por eso Dios le dio todo el honor y un nombre que está por encima de todo nombre, para que al decir el nombre de Jesús todos lo adoremos en el Cielo, en la Tierra y en el Infierno, y para que todos anunciemos que Jesús es Dios, para gloria del Padre.


Jueves Santo (A), 17-4-2014

 

Queridos hermanos,

esta tarde nos reunimos otra vez para celebrar la Ultima Cena de Jesús y, con El, recordar y actualizar sus palabras y sus "gestos".

Hoy es el día del amor fraterno porque Jesús, con sus "gestos" en aquella Cena nos dio ejemplo de entrega, de servicio, de humildad, de amor, de amistad..... a los hermanos.

Y Jesús nos mandó: "Os doy un Mandamiento Nuevo, que os améis unos a otros como yo os he amado".

Jesús se quedó con nosotros, nos ofrece su Cuerpo como alimento y su Sangre como bebida. Y así Jesús instituyó la Eucaristía y también el Sacerdocio.

Jesús nos invita a seguir su ejemplo de servicio y de amor sin limite a los hermanos.

 


Viernes Santo, (A) 18-4-2014

Hermanos:

 

Tenemos un gran Sacerdote que entró en los cielos: Jesús, el Hijo de Dios. Continuemos teniendo nuestra fe fuerte en Él.

Tenemos un gran Sacerdote que puede tener lástima de nuestras debilidades, porque ha vivido todas nuestras mismas experiencias menos la del pecado. Por eso, debemos acercarnos a Dios con confianza, para poder recibir su misericordia y su Gracia.

 Cristo, cuando vivió en este mundo, rezó y pidió a Dios, que podía salvarlo de la muerte, y fue escuchado por su humildad. Y Jesús, que era Hijo de Dios, aprendió a obedecer. Y así se ha convertido en principio de salvación eterna para todos los que creen en Él.

 


Vigilia Pascual (A), 19-4-2014

Hermanos:

1ª LECTURA

La Palabra de Dios crea todas las cosas y les da vida. Y hace todas las cosas sólo por amor. La Biblia nos cuenta la historia de la creación y nos dice que la Palabra de Dios creó el Cielo y la Tierra, la luz y la oscuridad, los peces del mar, los animales de la tierra y las aves del cielo. Y, al final, la misma Palabra de Dios creó al Hombre para que lo gobernara todo. Éste es el comienzo de la historia de nuestra salvación.

 

2ª LECTURA

La lectura que vamos a ver ahora nos cuenta que Dios salvó a los judíos, que vivían como esclavos en Egipto. Teniendo como jefe a Moisés, los judíos empezaron a andar por el desierto, atravesaron el mar Rojo y llegaron a la tierra que Dios les había prometido. Así, el pueblo judío “pasó” de la vida como esclavos a la libertad. Fue la pascua judía. Cuando Dios salvó a su pueblo.

 

 

3ª LECTURA 

Los judíos, después de haber sido salvados por Dios, se olvidaron de Él. Nosotros hacemos lo mismo muchas veces en nuestra vida. Pero Dios continuó amando a los judíos y continúa amándonos a nosotros también.

 

4ª LECTURA

Ahora, el apóstol S. Pablo nos explica cómo será la vida futura de las personas que creemos en Jesús si, mientras vivimos en este mundo, somos testigos de su Muerte y Resurrección.

 

Lectura del santo EVANGELIO según San Juan (20, 1-9).

El primer día de la semana, todavía de noche, María Magdalena fue al sepulcro, y vio que la piedra que tapaba la entrada estaba quitada. Y fue corriendo a la casa donde estaba Pedro con Juan, y les dijo:

-El cuerpo del Señor ha desaparecido del sepulcro y no sabemos dónde está.

Pedro y Juan fueron al sepulcro. Los dos corrían juntos, pero Juan era más joven y corría más y llegó primero al sepulcro; y, asomándose, vio las vendas en el suelo: pero no entró.

Un poco más tarde llegó también Pedro y entró en el sepulcro: Vio las vendas en el suelo. Después entró también Juan y vio y creyó.

Hasta ese momento no habían entendido la Escritura: que Jesús resucitaría de entre los muertos.